5 datos por los que deberías seguir apoyando la industria textil colombiana.

Cuando vas de compras te has preguntado, ¿dónde se fabrican las prendas? o ¿quién las confecciona? Para nosotros es importante responder a estas preguntas, pues solo cuando conoces el trabajo que hay detrás de las marcas, descubres el valor y la importancia de tu compra apoyando lo nuestro.

En Colombia, la industria manufacturera (textil, calzado, marroquinería) representa el 12,3% del PIB y aporta el 14% del empleo del sector industrial y genera cerca de 880 mil empleos directos e indirectos en todo el país. En pocas palabras, cuando compras un producto 100% colombiano, no solo estás apoyando a una marca, sino a más de un millón de colombianos y a el país entero impulsando al crecimiento de esta industria.

Te presentamos 5 datos por los cuales vale la pena apoyar la industria textil colombiana

  1. De Colombia para el mundo: Detrás de la creación de estas marcas hay una gran historia familiar y de emprendimiento. Por ejemplo, Pierre D’Agostiny nació del sueño de un colombiano, oriundo del departamento de Boyacá, que con los años ha creado un legado familiar, que se sigue inspirando en nuestra esencia. Otras marcas colombianas reconocidas son Bosi y Totto.

  2. No es precio, es calidad: ¿Para qué comprar una prenda en almacenes de cadena internacionales, que producen grandes cantidades en poco tiempo, a menor calidad y los mismos productos alrededor del mundo? Mejor invertir en una prenda única hecha y producida en Colombia, y elaborada con menos intervención de maquinaria, es decir, de mayor calidad y, por lo tanto, de mayor duración.

  3. Mano de obra colombiana: El valor agregado del trabajo que realizan las marcas de ropa colombiana es que dan empleo a miles de colombianos, desde la producción hasta la venta de los productos. La mayoría de las empresas pertenecientes a este sector apoyan a madres y padres cabezas de familia, excombatientes y víctimas de conflicto armado.

  4. Diseños innovadores: Al encontrar un mercado tan saturado de productos similares, buscar un toque único y revelador es complicado. Sin embargo, las empresas colombianas logran que sus propuestas lleven esa innovación que marca la diferencia. Una camisa diseñada en Pierre D’Agostiny no se encuentra en otros lugares por su originalidad. Pierre D’Agostiny cuenta tanto con el trabajo de madres cabeza de familia en la parte de confección, así como con el apoyo de los hombres en el área de ventas.

  5. Honrar la cultura colombiana: Para nadie es un secreto que cada vez es más notorio el deseo de mostrar el arraigo hacia la cultura colombiana, y la moda no se queda atrás  en esta tendencia. Los diseños son más representativos, honran su diversidad cultural y de la naturaleza, hacen halago a las tradiciones colombianas y a las piezas y lugares más emblemáticos del país.

camisa blog-min.jpg